8 trucos para sacar más rendimiento a Windows 10

8 trucos para sacar más rendimiento a Windows 10

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tutoriales

Polarizante, casi controvertido, Windows 10 es uno de esos sistemas operativos con casi tantos detractores como fans. Pero sería un error encasillarlo de una u otra manera. Con su última iteración Microsoft ha reinventado Windows como un servicio que no deja de sumar nuevas e interesantes opciones. Muchas de ellas, auténticas desconocidas, permiten sacar más partido a Windows 10 para aumentar nuestra productividad con un esfuerzo mínimo….

Cada actualización recibida suma nuevas prestaciones, si bien algunas de estas características no tienen una gran visibilidad. De hecho, hay mucha gente que desconoce opciones tan interesantes como la posibilidad de grabar vídeo sin utilizar aplicaciones externas o el hecho de que puede utilizar varios escritorios en un mismo equipo.

Conocer mejor estos pequeños ‘secretos’ de Windows nos permite ahorrar tiempo, evitar instalar apps innecesarias y lograr una experiencia de uso mucho más placentera. Son características que están ahí, esperando a ser usadas y que bien merecen un repaso para darlas a conocer.

Bloquea tu PC automáticamente cuando te alejes de él

¿Sabías que Windows 10 puede bloquear tu PC para evitar fisgones cuando no estás cerca? Así es. Una de las últimas prestaciones incorporadas en el sistema operativo es el bloqueo dinámico, una función que utiliza el móvil del usuario para detectar su presencia y echar el candado cuando se aleja.

Esta característica conecta mediante Bluetooth el PC y el smartphone del usuario. Cuando la comunicación entre ambos aparatos se corta, Windows 10 asume que nos hemos marchado de la habitación y automáticamente bloquea el ordenador.

Para acceder al bloqueo dinámico solo hay que dirigirse a Configuración>Cuentas>Opciones de inicio de sesión.

Descansa tu vista con el modo nocturno

Normalmente la mayoría de los monitores modernos están pensados para ofrecer una buena representación cromática y una visibilidad adecuada en una habitación bien iluminada. Pero cuando cae la noche, el brillo y los colores utilizados pueden fatigar nuestra vista rápidamente e incluso perturbar nuestro sueño. Windows 10 quiere evitarnos estos problemas.

Tomando nota de aplicaciones como f.lux, Windows 10 ofrece en las opciones de configuración de la pantalla un modo llamado ‘luz nocturna’ que permite modificar la temperatura del color y programar su activación.

El sistema operativo se ocupará a continuación de cambiar la tonalidad del monitor a unos registros más cálidos de forma automática, evitando así instalar utilidades externas o tocar manualmente los controles del monitor.